Abril y CONEJO en salsa de avellanas y CEBOLLA

Hola a tod@s!!

Esta es la primera entrada del mes de Abril, así que ya sabéis lo que toca… ¡¡El calendario de temporada de Frutas y Verduras!! y como lo primero es lo primero vamos a por él. Después os tengo preparada una deliciosa receta de conejo en salsa con avellanas y cebolla que he elaborado en mi nueva adquisición de cocina, una cocotte de hierro colado que me encanta!!.

FRUTAS: 

  • Temporada temprana de: este mes es temporada temprana de aguacate, cereza, melocotón y nectarina. A mí estas frutas realmente me encantan.
  • Fin de temporada de: en Abril nos podemos ir despidiendo de los kiwis y las mandarinas, así que buscar bien para poder comer los que estén en mejores condiciones. También comentar que es el último mes óptimo a el pomelo y la naranja, el mes que viene aun tendremos, pero la calidad ya va de bajada.
  • Estamos en plena temporada de: este mes podremos degustar aun kiwis y mandarinas, naranjas y pomelos, y estamos en plena temporada de limones y fresas, sin olvidarse de los plátanos como el resto del año.
  • VERDURAS Y HORTALIZAS:
    • Temporada temprana de:  Este mes la única verdura que NO vamos a encontrar es el cardo, así que casi hacemos pleno de verduras.
    • Fin de temporada de: Empieza la decaída de la alcachofa, apio, col lombarda, esta decaída es de dos meses así que dura hasta mayo. En el caso de la zanahoria, febrero, marzo y abril serán los peores meses aun pudiendo encontrarlas durante todo el año. Mayo será el último para:  escarola, endibia, guisante y haba, así que a disfrutarlos también. Y disfrutar del último mes óptimo de acelga,  berenjena, brócoli y coliflor., el mes que viene estarán de bajada.
    • Estamos en plena temporada de: A la rica verdura!! Como me gusta!! Aun pudiendo encontrar acelga,  berenjena, brócoli y coliflor, alcachofa, apio, col lombarda y zanahoría, estamos en plena temporada de ajo, calabacín, calabaza, cebolla, espárrago verde, espinaca, judía verde, lechuga,  nabo, pepino, pimiento, puerro, rábano, remolacha, tomate y repollo.

No sé que haría sin cebollas en mi cocina, creo que le dan sabor y jugosidad a cualquier preparación. ¡¡Lo que nos hacen llorar y lo ricas que están!! Además las cebollas son muy beneficiosas para nuestra salud, gracias a sus componentes mejora la circulación, es diurética, es un antibiótico y antiinflamatorio natural, es medicina para las enfermedades respiratorias como el asma, la tos, gripe, bronquitis, faringitis, etc… y como CURIOSIDAD, os diré que tiene “1000” usos medicinales, uno de los que ha llamado mi atención es que sirve para eliminar las verrugas si diariamente se aplica dos o tres veces un emplasto de jugo de cebolla machacada con vinagre. Las cebollas pertenecen a la misma familia que los puerros, así que os dejo este enlace , y este otro, donde expliqué anteriormente las propiedades de estos en más profundidad.

Y ahora vamos ya con la receta que seguro que os va a encantar. Ya os he comentado que me he comprado una cocotte de hierro colado, así que esta receta me ha servido para estrenarla, y también para usar ricas cebollas de temporada. Es cierto que llevo detrás de una olla de estas bastante tiempo, pero tienen por lo general un precio bastante elevado, aun siendo un utensilio de por vida me dolía gastarme tanto dinero, pero el otro día vi una oferta en Makro que no puede rechazar, por si tenéis curiosidad, esta es mi cocotte de la marca francesa Sitram, el modelo de 4 litros, quizás no es tan bonita como las de Le creusete, pero espero que la función sea más que similar.

Si no tenéis cocotte podéis realizar la receta igual, pero quizás con variaciones de tiempo de cocción, también podríais usar olla rápida para recortar el tiempo.

INGREDIENTES para 4 personas:

  • Un conejo troceado
  • 2 cebollas hermosas de temporada picadas
  • 5 ajos de temporada
  • Un trocito de guindilla picante (opcional)
  • Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE)
  • 80-100g de avellanas naturales sin la piel
  • 4-5 cucharadas de salsa de tomate
  • 8 trozos de tomate seco
  • Un chorrito de vino blanco
  • Medio litro de caldo (yo usé de jamón)
  • Agua
  • sal marina, pimienta molida, jengibre en polvo y cúrcuma en polvo

PREPARACIÓN:

  • Tocea el conejo o pide a tu carnicero/a que te lo prepare.
  • Añade AOVE en tu cocotte. En este tipo de ollas de trabaja a fuego bajo – medio ya que reparten muy bien el calor. Añade los ajos machacados. Si crees que lleva mucho ajo y no te va a sentar bien haz lo que yo hago; TRUQUITO: parte el ajo por la mitad a lo largo y elimina el “tallo” central del ajo, esta es la parte que hace que el ajo se repita. Cuando el ajo empiece a dorar añade también las avellanas y el trocito de guindilla picante, y tuesta todo junto. Una vez tostados los sacas y los reservas en un mortero. Cuando se enfríen un poco los machacas ligeramente.
  • Salpimienta el conejo y sofríe con el AOVE que queda en la olla, hazlo por tandas si tu olla no es muy grande, y añade algo más de AOVE si lo crees necesario. Reserva el conejo.
  • Quizás ahora sufras porque ves que se te han quedado restos pegados en el fondo de la olla, pero no te preocupes, aquí te traigo un TRUQUITO de cocina, y es que ahora toca añadir la cebolla picada, y la cebolla va a despegar todos estos restos. Este truco funciona con cualquier tipo de olla, apúntalo bien en tu memoria!! Así que en este paso sofríe bien la cebolla  ves removiendo, cuando esté la cebolla bastante cocinada añade la salsa de tomate. Ya imaginarás que la salsa de tomate que uso es casera y la tenía preparada y envasada. Añade el jengibre y la cúrcuma en polvo y un poquito más de pimienta. Dale un par de vueltas.
  • Añade ahora el chorrito de vino y deja que se evapore un poco para eliminar el alcohol, es una receta para toda la familia. Una vez evaporado el alcohol ves colocando en la olla el conejo reservado. Añade la picada de avellanas con el ajo y la guindilla y el tomate seco troceado.
  • Añade ahora el caldo, yo he usado caldo de huesos de jamón que tenía congelado de una vez anterior, ¡¡ves que bien va el cocinar de más!!. Si ves que esa cantidad de caldo no es suficiente para cubrir el conejo puedes hacer 2 cosas. O bien, añades más caldo para cubrir casi todo el conejo, o bien añades un poco de agua para cubrir casi todo el conejo.
  • Tapa la cocotte y sigue cocinando a fuego bajo-medio ( yo lo hice al número 6 en mi inducción) durante unos 30 minutos. Que haga chup chup, es decir, que hierva pero no demasiado, de forma suave.
  • Pasado este tiempo destapa, verás que la carne está prácticamente cocinada, pero hay mucho líquido aun, así que manén el fuego con la olla destapara durante 20-30 minutos más o durante el tiempo que creas necesario para que se evapore el líquido y se concentre la salsa, si es más tiempo baja un poco el fuego y remueve de vez en cuando. Con una cuchara ves probando la salsa por si hay que rectificar de sal, pero ten en cuenta que cuando se concentra la salsa el sabor se potencia bastante.
  • Y ya tenemos listo nuestro conejo en salsa de avellanas y cebolla!!! A comer!!!

Es una receta bastante tradicional ¿no crees?, con productos de la tierra y sabores reconfortantes. Si no te gusta el conejo, puedes hacer la receta con pollo, creo que podría quedar también muy bien, y si prefieres usar otro fruto seco creo que las almendras también podrían servir.

Espero que os hayan gustado la receta, y los truquitos que os he presentado hoy.

Un fuerte abrazo!!

Anuncios

Un comentario en “Abril y CONEJO en salsa de avellanas y CEBOLLA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s