Palitos de plátano macho con tomate seco

Hola a tod@s!!

Hoy os traigo una receta para aquellos momentos en los que tenéis antojos y os apetece comer alguna cosa entre horas.

He visto muchas recetas de galletas saladas por Internet, pero me animé a probar estas de “Eva muerde la manzana” y realmente me han encatado. Yo las he utilizado para dipear un rico guacamole. ¿Tarde de películas en el sofá de casa?20170214_204750-01.jpeg

Ha sido la primera vez que he utilizado plátano macho, sabía que era más duro e insípido que un plátano normal, pero en realidad me he encontrado una fruta muy dura, que cuesta de pelar, con un sabor bastante neutro y una textura muy astringente. ¿Muy qué? Sí, astringente es cuando al masticar un alimento notas la lengua áspera, rasposa,  como si se hubiera quedado algo enganchado. Pues el plátano macho crudo te deja la lengua de esa manera. Y a la hora de pelarlos,  pues no es como cuando pelas un plátano canario. Para pelar un plátano macho debes cortarlo en 3 o 4 trozos, y cada uno de los trozos cortarlos por la mitad a lo largo e ir pelando estas mitades poco a poco.

La preparación de estas galletitas / palitos / bastones es muy sencilla, os explico cómo hacerlas:

INGREDIENTES para una bandeja:

  • Un plátano macho y medio
  • 60 g de mantequilla o aceite de coco
  • 4 o 5 tomates secos
  • Sal marina
  • Especias al gusto: orégano, pimienta, pimentón picante de la Vera, albahaca…

PREPARACIÓN:

  • Pela el plátano de la forma que indiqué antes.
  • Pon todos los ingredientes en tu picadorápida/ Thermomix y tritura bien hasta que quede una especie de masa homogénea.
  • Entiende la masa sobre papal de hornear y deja bien finita. Si se enganacha la masa en el rodillo pon otro papel encima y una vez extendido retira con cuidado. Te ocupará casi toda la bandeja del horno.
  • Espolvorea con más especias y con escamas de sal marina. También podrías añadir algo de queso por encima.
  • Precalienta el horno a 150°C con aire.
  • Hornea la placa durante unos 10 minutos, sacá del horno y con un cortador dale forma a tus palitos.
  • Vuelve a meter en el horno y cuenta unos 40 o 50 minutos más, vigía la que no se te quemen.

Y ya están listos tus palitos. ¡Corre que empieza la película! Ah por cierto, mientras esperas el tiempo del horno tiones tiempo suficiente para preparar el guacamole, seguro que te sale súper rico!!

Podéis  guardar estos palitos durante bastantes días en un tarro hermético, protegidos del aire, así los tendréis a mano en cualquier momento. Yo intento no picotear entre comidas, pero si me apetece hacerlo creo que esta es una manera saludable, libre de gluten y azúcares añadidos.

¿Os ha gustado la idea? Si es así, os animo a prepararlos. Compartir la receta y dejarme vuestros comentarios.

Un fuerte abrazo!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s