Febrero y “Pastelito de verduras del caldo”

Hola a tod@s!!

Como veis sigo con la cocina de aprovechamiento, en este caso seguiremos aprovechando las verduras de  nuestro caldo, que si nos tiramos 3 horas cocinando ese rico elixir de ahí sólo pueden salir cosas ricas!!

Y lo mejor es que las verduras del caldo están de temporada, así que nos sale más económico,  más sabroso, con más nutrientes y, sobretodo, con más amor. Porque la cocina significa brindar tu amor a los demás,  alimentarlos con tus sabrosas creaciones para hacer explotar sus sentidos, y si encima cocinas de manera saludable estarás regalando vida. Y nada más se puede pedir, SALUD que dan los buenos alimentos, DINERO que nos ahorramos aprovechando todos los ingredientes de temporada que usamos y AMOR, el amor que emitimos cocinando para nosotros mismos y para los demás.  Me he puesto un poco sensible, lo sé…. pero yo sólo sé cocinar con amor 💟.

Y vamos con el plato. Los que me seguís en Instagram (los que no lo hacéis buscarme como @l_i_l_i_a_n_a_ o bien hacer click en el enlace que encontraréis en la barra derecha de la pantalla) ya habéis visto estos pastelitos,  los he usado a modo de desayuno y os he mantenido con la intriga toda la semana con ellos. He etiquetado fotos con el hashtag #desayunossaludables, donde voy mostrando lo que me llevo a desayunar al trabajo o lo que me preparo en el fin de semana. Así que son unos pastelitos “polivalentes” (guiño guiño para mis compañer@s de trabajo), es decir, que valen para todo. Los pensé a modo cena ligera o acompañamiento de un plato principal, y al día siguiente pensé “¿por qué no? me encantaría desayunarlos”, y fue una gran idea. En resumen, receta para ahorrar tiempo cocinando, y dinero aprovechando. Reduciendo “Lead Time” (guiño guiño otra vez).20170206_203417-01.jpeg

En la siguiente foto os lo muestro a modo cena sobre una base de crema de verduras con sésamo. Sí sí, claro!! está hecho con las mismas verduras del caldo con las que he hecho los pastelitos!! Y también con las mismas verduras que salteé con curry con el huevo poché la semana pasada (ver aquí la receta). Os recuerdo las verduras de mi caldo: ajo, cebolleta, puerro, zanahoria, nabo, chirivía, repollo, col Kate, calabacín, alga kombu, patata y apio.

INGREDIENTES para 6 pastelitos:

  • Unos 500g de verduras del caldo escurridas.
  • 3 cucharadas de harina de garbanzos
  • Especias al gusto: ajo y cebolla en polvo, pimienta, perejil, albahaca, comino y sal marina sin refinar.
  • 2 huevos de calidad.
  • Queso para decorar/gratinar.

PREPARACIÓN:

  1. Escurre tus verduras del caldo y chafa con un tenedor, para que queden trozos.
  2. Añade la harina de garbanzo a tus verduras y remueve bien.
  3. Añade la especias. Te recomiendo el comino, ya que para mi gusto queda genial con las verduras y el garbanzo. Recuerda a un falafel.
  4. Bate los huevos  a añade a la mezcla. Remueve todo bien. Ya lo tienes listo.
  5. Engrasa tu molde de magdalenas y reparte tu masa.
  6. Si quieres decora con un poco de queso.
  7. Hornea a 180°C durante 30 minutos. Yo lo he hecho con el ventilador y calor arriba y abajo, ya que es una masa muy húmeda.

CURIOSIDADES:

Os quiero hablar del almidón resistente. ¿el qué? Eso tú!!  El almidón resistente. Lo podemos encontrar en la patata y el boniato, y en el plátano y el plátano macho. Para obtenerlo es muy sencillo. Tenemos que cocinar los alimentos y luego dejarlos enfriar en el frigorífico. Una vez enfriados, podemos recalentar los a baja temperatura antes de consumirlos. Los cereales y las legumbres también son ricos en almidón resistente, como las lentejas, los garbanzos y el arroz de grano largo. Este almidón favorece a nuestra flora intestinal de manera positiva. Así que la patata de nuestro caldo mejor la enfriamos en la nevera para el día siguiente, así obtendremos más beneficios adicionales. Si te gusta añadir garbanzos al caldo, pues genial si los en frías y los comes al día siguiente.

Si preparamos lentejas con arroz, pues de un día para otro siempre mejor. También se me ocurre, por ejemplo cocer las patatas para preparar puré de patata. Pues mejor prepararlo todo el día de antes, enfriarlo en la nevera, y al día siguiente, además de tener media comida preparada tendremos a nuestro flora intestinal contenta.

¿Os gustaría saber más secretos/curiosidades para tener un buen mantenimiento de vuestra microbiota (flora intestinal)? Dejarme un comentario si es así y profundizaré más en el tema. Es un mundo apasionante el de nuestra flora, os aviso.

Espero que os haya gustado esta entrada. Recordar entrar en mi Instagram y seguir el hashtag #desayunossaludables, donde podréis coger ideas de ricos desayunos saludables. Próximamente también voy a crear un hashtag #decateringyaloloco ya que yo como cada día en el trabajo de catering y hay gente que le cuesta mucho encontrar la mejor combinación, así os mostraré imágenes de mis elecciones a la hora de elegir el menú ¿Qué os parece la idea?.

Un fuerte abrazo a tod@s!!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s