Dos rectas de CABALLA y los Ácidos Grasos Omega 3

Hola a tod@s!!

Hoy me gustaría enseñaros dos recetas súper ricas de Caballa. De paso aprovecharé para explicaros los beneficios de comer pescado azul en nuestro día a día y os hablaré de los ácidos grasos omega 3.

Una de las recetas será Caballa en escabeche, receta que he sacado del libro “Mis recetas paleovida” de Carlos Pérez, una receta de Mel Sánchez. Dejo el enlace ya que está muy bien explicado y yo he seguido todos los pasos al cual. Es la primera vez que hago un escabeche y realmente me ha parecido una deliciosa forma de preparar pescado. Este sería mi resultado final:

La segunda forma de preparar la Caballa ha sido, según Joaquín, mi pescadero, “un escabeche rápido”, yo quizás lo llamaría mejor “Caballa en vinagre“. Tengo que decir que el pescado de esta manera también queda supresión rico, bastante parecido al escabeche, pero sin la salsa y las verduras. Aquí puedes ver el resultado:

INGREDIENTES:

  • 2 caballas
  • 1 medida de agua
  • 1 medida de vinagre blanco
  • AOVE (aceite de oliva virgen extra)
  • Perejil fresco
  • Ajo

PREPARACIÓN;

  • Pide a tu pescadero que te limpie sólo las tripas de la Caballa, dejando la cabeza y sin abrirla.
  • En una olla pon a calentar el agua y el vinagre en las mismas proporciones. Debe ser la cantidad suficiente para cubrir las caballas.
  • Cuando empiece a hervir el agua con el vinagre mete la Caballa y mantén el hervor durante dos minutos o dos minutos y medio. También va a depender un poco de la medida de un pescado. De todas formas, retira tu pescado cuando pasen dos minutos, reserva en un plato, abre un poco el pescado para comprobar que está bien cocinado, si no es así vuelve a hervirlo un poquito más.
  • Una vez tienes el pescado cocinado sólo quedará que le quites espina y cabeza dejando los lomos enteros. Baña los lomos con AOVE y añade una picada de ajo y perejil por encima.
  • Puedes comerlos al momento o bien guardar en la nevera. Te pueden aguantar tranquilamente en perfectas condiciones durante unos 5 días.

La caballa:

La caballa se encuadra dentro del grupo de los pescados azules debido a su contenido graso. La grasa presente en los pescados azules y, por tanto, también en la caballa es rica en ácidos grasos omega-3, concretamente EPA y DHA, que contribuyen a disminuir los niveles de colesterol y de triglicéridos en sangre y a hacer la sangre más fluida, lo que disminuye el riesgo de formación de coágulos o trombos. Además, la carne de la caballa supone una buena fuente de proteínas de alto valor biológico y contiene diferentes vitaminas y minerales.

Como inconveniente de la caballa está su contenido en purinas, que en el organismo se transforman en ácido úrico, por lo que se aconseja moderar el consumo en caso de hiperuricemia o gota.

El mes óptimo para consumiendo Caballa es de los meses de Febrero a Mayo. Aquí os dejo el enlace al calendario de temporada que nos propone Consumer Eroski.

Los ácidos grasos omega 3:

Quiero aprovechar la ocasión para explicaros un poco más sobre tan nombrados y saludables a ácidos grasos. Hoy en día podemos ver muchos productos en el supermercado enriquecidos artificialmente con grasas omega 3, pero ¿son todas iguales?. La respuesta es NO.

Las grasas en general, no es que sean importantes para el ser humano, es que son imprescindibles. Ahora bien, como en los otros grupos de macro nutrientes,  existen las grasas buenas y las grasas malas. Las buenas que necesitamos son: EPA y DHA (grasas omega 3), ácido araquidónico AA (omega 6) y ácido oleico  (omega 9).

Los ácidos grasos omega 3 son ácidos grasos esenciales poliinsaturados (el organismo humano no los puede fabricar a partir de otras sustancias), que se encuentran en alta proporción en los tejidos de ciertos pescados, en forma de  EPA y DHA (por regla general pescado azul), y en algunas fuentes vegetales, en forma de ALA, como el lino o la chía. Algunas fuentes de omega 3 pueden contener otros ácidos grasos como los omega 6, es el caso de las nueces.

De omega 3 os quiero hablar de EPA y DHA, estos los encontramos en el pescado azul. Estos dos ácidos grasos son los que tienen la capacidad de actuar sobre los receptores nucleares, nos autorregulan en los procesos inflamatorios, aseguran que las neuronas desarrollen una buena funcionalidad en cuanto a la memoria y, sobretodo el DHA, una mejor tolerancia al estrés. En el caso del ALA, ácido alfa-linolénico, es la primera grasa omega 3 de la cadena, pero no realiza todas las funciones de las anteriores. ALA es de origen vegetal, se encuentra en algunas semillas, como el lino o la chía, se suele utilizar para enriquecer la leche. Hay que saber que la capacidad para transformar ALA en EPA y DHA es solo de un 0,2%, es decir prácticamente nula.

Como conclusión diré que debemos cubrir nuestras necesidades de omega 3 en forma de EPA y DHA, es decir, en forma de pescado azul, ya que los productos enriquecidos con ALA o las semillas que lo contienen de forma natural no serán de gran utilidad para nuestro cerebro.

Y hasta aquí la lección de hoy.

Espero que os haya gustado y os haya parecido interesante.

Un fuerte abrazo y a cocinar!!!

Anuncios

Un comentario en “Dos rectas de CABALLA y los Ácidos Grasos Omega 3

  1. Pingback: Agua con limón y mi “zumo de Hulk” para tomar en ayunas | Simplemente Lili

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s