Noviembre y la REMOLACHA

Hola a tod@s!!

Este mes el calendario de Noviembre llega un poco tarde, lo sé, pero estábamos de celebración, ¿no? estas cosas no se pueden pasar por alto. Así que, ya entrado el mes, aquí os trigo el calendario de temporada del mes de Noviembre, y dado que tiene gran presencia en mi cocina, me encantaría presentaros a “La Remolacha

20161113_173731-01.jpeg

Primero de todo os enumero todos los alimentos de este mes:

  • FRUTAS: 
    • Temporada temprana de: este mes podremos degustar tempranamente el pomelo, ¿os gustan? reconozco que es sabor de esta fruta es un tanto especial, de aquellos que no tiene término intermedio, o gustan mucho o no gustan nada.
    • Fin de temporada de: esto me da mucha pena, aunque esta temporada he comido muchos, tenemos que decirle adiós a los aguacates y a las granadas. También se nos termina este mes la temporada del mango. El mes que viene aun tendremos, pero la temporada óptima de la pera cumple en noviembre.
    • Estamos en plena temporada de: aun podremos degustar ricos caquis, chirimollas, kiwis, manzanas y también uvas. También tendremos plátanos como el resto de todo el año. Empezamos la temporada óptima de los cítricos, limón, naranja y mandarina.
  • VERDURAS Y HORTALIZAS:
    • Temporada temprana de: este mes ya estamos en temporada de verduras o bien estamos en el fin de estas.
    • Fin de temporada de: no es que sea fin de temporada, pero los peores meses para la cebolla y el pepino, aunque tengamos durante todo el año son de noviembre a marzo.
    • Estamos en plena temporada de: a la rica verdura!! este mes casi hacemos un pleno, estamos en plena temporada de acelga, ajo, berenjena, endibia, espinaca, judía verde, lechuga, pimiento, rábano, tomate, nabo, puerro, repollo, zanahoria y también de remolacha. Se estrenan en temporada óptima la alcachofa y el apio, el brócoli, calabacín, cardo, col lombarda, coliflor, escarola y guisante. ¿Qué os parece? la despensa llena a partir de ahora.

¿Os gusta la remolacha? a mí me encanta. No es algo que haya comido toda la vida, hace relativamente poco que me atreví con ella y ha sido puro amor, es algo que no puede faltar en mi nevera.

Creo que voy a conseguir que os encante este alimento, y lo vamos a incluir dentro de nuestro grupo de superalimentos. Quizás la conozcas también con el nombre de “Betarraga” o “Betabel”.

Las remolachas rojas están disponibles en el mercado durante todo el año. Durante el invierno se producen en las regiones del norte, centro y levante, mientras que en primavera y verano su producción se centra en la zona de Andalucía.

Existen varios tipos de remolacha, en general se utiliza la roja como hortaliza fresca y como verdura si hablamos de los tallos y las hojas, y también está la remolacha blanca que se destina mayormente para la producción de azúcar y para la alimentación animal. Desde un punto de vista dietético la roja es más interesante por sus propiedades medicinales, su contenido en fibra y sus antioxidantes.

  • La remolacha se reconoce como potente anticancerígeno por su riqueza en flavonoides, principalmente por su pigmento betanina o betacianina
  • Contiene antioxidantes y una gran cantidad de ácido fólico (vitamina B9) que va genial para nuestro corazón y para la producción de glóbulos rojos y la anemia. Los antioxidantes ayudan a depurar el hígado y ayudan a reducir las consecuencias que los radicales libres ocasionan en nuestro organismo.
  • Ayuda a reducir la hipertensión arterial por su contenido de óxido nítrico que es un vasodilatador. Las remolachas son una fuente única de betaína, un nutriente que ayuda a proteger las células, proteínas y enzimas del estrés ambiental. También se sabe que puede ayudar a combatir la inflamación, proteger los órganos internos, mejorar los factores de riesgo vascular, mejorar el rendimiento físico.
  • Es interesante para el cabello ya que interviene en la creación de la metionina, muy importante para la buena salud de pelo, uñas o la piel.
  • Alimento ideal para la salud de la mujer en el embarazo y para aquellas que sufran menstruaciones muy abundantes, ya que es rica en hierro y vitamina C.
  • Por su riqueza en fibra es ideal para combatir el estreñimiento. Es muy digestiva ya que ayuda a incrementar los jugos gástricos. También tiene un efecto probiótico mejorando la composición de la flora intestinal.
  • Gracias a la abundancia de potasio e inferior contenido de sodio, pose una acción diurética que favorece la eliminación del exceso de líquidos del organismo y también es alcalinizante de la sangre.

CONTRAINDICACIONES:

  • Dado que la remolacha es rica en oxalatos puede resultar poco conveniente para personas que sufran de artritis o gota. Del mismo modo, las personas que sufren de cálculos renales (piedras en los riñones) deben ser prudentes ya que los oxalatos pueden formar cristales de calcio en el riñón.

CURIOSIDADES Y TRUQUITOS:

  • Las remolachas fueron utilizadas en la antigüedad, cuando no solamente se consumía la raíz sino las hojas, que tienen un sabor semejante a las espinacas, y que todavía siguen comiéndose en Francia. Parece ser que las hojas de remolacha en realidad tienen más hierro que las espinacas, así como un valor nutricional más alto en general que la misma remolacha.
  • Para aprovechar mejor las propiedades de la remolacha es mejor comerla al vapor o cruda ya que el ácido fólico se pierde con la cocción.
  •  En el caso de que la quieras hervir hazlo con la piel para que pierda menos vitaminas.
  • Para conservar su bonito e intenso color puedes añadir unas gotitas de limón exprimido en el agua de cocción o en el aliño. ¿Sabías que el color rojo remolacha es el colorante E162?.
  • El pigmento de la remolacha hace que en algunas personas, la orina y las heces adquieran un color rojizo después de haberla comido. Esto se debe a que carecen de la enzima que metaboliza dicho pigmento en el intestino, por lo que éste se elimina tal cual junto con la orina y las heces (a mí no me pasa).
  • Para reducir el contenido de oxalatos podemos hervir la remolacha y desechar el líquido de la cocción, o bien contrarrestar los efectos de los oxalatos combinando la remolacha con alimentos ricos en calcio, ya que el calcio inactivará el ácido oxálico.
  • Una vez en el hogar, las remolachas frescas se han de mantener en el frigorífico y en el interior de una bolsa de plástico y así duran de dos a tres semanas. Las hojas de la remolacha, por separado, también han de conservarse en una bolsa de plástico, sin lavarlas. De este modo y en refrigeración pueden mantenerse de tres a cinco días (puedo constatar que bastantes más...).
  • No te ensucies con la remolacha, te dejo aquí un truquito extra.

EN LA COCINA:

Espero que ahora os animéis a probar la remolacha.

Un fuerte abrazo!!

 

 

 

Anuncios

10 comentarios en “Noviembre y la REMOLACHA

  1. Pingback: Noviembre, los CÍTRICOS y mi “Bizcocho de naranja y cacao” | Simplemente Lili

  2. Pingback: DICIEMBRE y los Desayunos Saludables | Simplemente Lili

  3. Pingback: Diciembre + frío = “Caldo de verduras con pollo y jamón” | Simplemente Lili

  4. Pingback: Enero y “arroz de COLIFLOR con pollo y calabaza asada” | Simplemente Lili

  5. Pingback: Febrero y “Salteado de verduras con huevo poché” | Simplemente Lili

  6. Pingback: Marzo y la ALCACHOFA | Simplemente Lili

  7. Pingback: Abril y el CONEJO en salsa de avellanas y CEBOLLA | Simplemente Lili

  8. Pingback: Calendario de temporada de MAYO | Simplemente Lili

  9. Pingback: Calendario de temporada JUNIO | Simplemente Lili

  10. Pingback: JULIO y mi ensalada templada de temporada | Simplemente Lili

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s